Home > Explicaciones > ¿Cómo registrar tus gastos con la tarjeta de crédito?

¿Cómo registrar tus gastos con la tarjeta de crédito?

Ya en otras ocasiones se ha comentado cómo la tarjeta de crédito puede ser tu gran aliado o el mayor de tus enemigos, dependiendo del uso que le das. Gastá lo que tenés y pagá cuando te toca y será tu mejor amiga…. usala como una licencia para gastar ilimitada y muy seguramente no podrás ni dormir por las noches.

Para la mayoría, la fuente de desgracia del famoso plastiquito proviene del hecho de que ni sabemos qué es exactamente ni cómo se usa. A todos nos dan un contrato con letras lo suficientemente grandes para leer, pero pocos lo hacemos de cabo a rabo. Con plástico en mano, lo primero que querés hacer es gastar. (Por cierto, que el otro día alguien me decía que la primera tarjeta de crédito es hasta motivo para sentirse “elegantes” y “especiales” para muchos…).

Es hasta que comienzan a llegar los estados de cuenta mes tras mes, con una cifra cada vez más grande que te alarmás y querés hacer algo al respecto. A algunos les podría tomar años pagar lo que gastaron en un par de meses, mientras otros más precavidos quizá puedan saldar lo que deben con unos cuantos recortes al mes.

El caso es que casi siempre nos damos cuenta de cuánto hemos gastado hasta que el mes pasó y te llegó el estado de cuenta. ¿Por qué no antes? Porque no estamos acostumbrados a llevar un presupuesto ni un registro de gastos, mucho menos un registro de gastos hechos con la tarjeta de crédito. Para la mayoría la fórmula secreta es simplemente tratar de pagar cuando lleguen las cuentas. Pero, ¿y si no alcanza?

Es por esto que llevar un registro de lo que vas comprando y consumiendo con tu tarjeta de crédito es imprescindible, solo así podrás detener su uso antes de excederte de tus ingresos y comenzar a endeudarte. Para esto, te presento dos opciones:

Opción 1: Registrar el gasto en el momento que lo hacés.

Valiéndote de que la tarjeta de crédito no es más que un medio de pago, bien podrías estar pagando las compras del supermercado con tu tarjeta de débito, crédito, cheque o efectivo, ¿correcto? Da lo mismo. Siendo así, si yo hoy decido ir a hacer las compras de la quincena y gasto 5,000.00, pagando con mi tarjeta de crédito, entonces me tocaría registrar el gasto dentro de mi presupuesto, en la categoría de “compras del súper” y en el mes de abril.

Eso sí, como estás usando tu tarjeta como medio de pago y NO como una manera de financiarte, tendrías que estar pagando esos 5,000.00 a tu tarjeta de crédito en este mismo mes. Si no, tu presupuesto no cuadraría.

Opción 2: Registrar una sola categoría de gastos en el momento que vas a pagar.

Si tu plan no es pagar en el momento que hacés la compra y más bien querés valerte del plazo que te brinda la tarjeta para financiarte a corto plazo (no más de un mes), entonces podrías registrar cada uno de los gastos que vas haciendo dentro de la categoría “pagos de tarjeta de crédito X” y en el mes siguiente –en este caso, mayo- que es cuando, probablemente, estarías pagando tu tarjeta de crédito.

Un punto súper importante es que debés tener cuidado de no estar duplicando los gastos: que se te olvide y por error registrés esa compra en el súper tanto en abril, como en pago pendiente de mayo, por ejemplo.

Aquí te presento cómo se verían ambos ejemplos:

Control de gastos TC

Como podrás ver, en el ejemplo 1, cada uno de los gastos se hace en el mes que corresponde.

En cambio, en el ejemplo 2, hay 9,400.00 que se pagaron en abril con la tarjeta de crédito y que, por lo tanto, se pagarán en mayo.

¿Y vos? ¿Tenés tarjeta de crédito? ¿Cómo te ha ido con su uso? ¿Cómo registrás los gastos que hacés con ella?