Home > Explicaciones > Cuatro maneras de socializar con bajo presupuesto

Cuatro maneras de socializar con bajo presupuesto

Vivimos en un país de gente joven y cada vez son más los que comienzan a trabajar, reciben un ingreso, quieren socializar y sienten que el dinero no les alcanza. Cada semana tus amigos y compañeros de trabajo te dicen “salgamos” y vos tenés dos opciones.

 

La primera es aplicar la de YOLO (you only live once o solo se vive una vez) y te lanzás a gastar como si no hubiera mañana aunque eso implique endeudarte. La segunda es que como sabés que no te alcanza, te hacés un colocho inventando mil excusas para no asistir: “tengo mucho trabajo”, “estoy cansada”, “mi mamá está enferma y la tengo que cuidar” y la lista puede ser tan extensa como tu creatividad.

Si pertenecés al segundo grupo, tranquilo, no estás solo. Para los jóvenes profesionales, sobre todo, los presupuestos suelen ser bien ajustados porque los salarios de entrada no son altos –para nadie lo son- y es bien difícil encontrar espacio para socializar. Pero al mismo tiempo, querés salir con tus amigos y divertirte de vez en cuando.

Aunque estas salidas pueden, en definitiva, resultar carísimas, siempre lo podés lograr bajo un presupuesto. Por eso, hoy te traigo 4 tips para que podás divertirte con tus amigos sin gastar de más.

Aprovechá los Happy Hour:

Una de las maneras más comunes de socializar entre jóvenes profesionales es ir en la noche por un par de tragos. Pero tomar puede convertirse en algo bien caro, al menos que solo te tomés una cerveza en un lugar medio barato.

Por eso, antes de salir, averiguá qué lugares tienen promociones de Happy Hour: yo no tomo y conozco de varios, así que ¡sí hay opciones! Normalmente empiezan a partir de las 5:00 pm y son en día de semana. Esto va a recortar significativamente tu cuenta y vas a poder seguir pasándotela bien.

Salí a almorzar en lugar de cenar:

Si te vas a reunir con tus amigos, probablemente lo hacés por la noche después del trabajo. Ya sea por unos traguitos sociales –como dice una de mis amigas- o a cenar, cuando uno trabaja, lo más fácil es verse al final del día. Para ahorrarte unos buenos centavos, podrían considerar salir a almorzar o por un café en vez.

Incluso, ¿por qué no un desayuno que suele ser el tiempo de comida más barato? Vivo en Nicaragua y hace unas semanas me reuní con varios amigos de mi novio en la casa de uno de ellos y cada quien llevó algo: leche agria, tortillas, queso, gallo pinto y frito. Pasamos horas platicando y disfrutando y el gasto fue muy bajo en comparación con lo que hubiésemos gastos de haber ido a cenar o a tomar.

Hacelo en casa:

Cuando era una estudiante en México, a mis amigos –sí, y a mí también- les encantaba salir. Nos íbamos “de antro”, pero antes, para no gastar tanto, hacíamos la “precopa”… lo cual simplemente quiere decir que comenzás a tomar en una casa y ya cuando te vas a la disco, no necesitás consumir tanto.

Ahora que muchos de mis amigos están casados, comprometidos y/o con hijos, las salidas ya no son a bares y discos, como antes, sino en casas y todos llevamos algo de beber y de picar: lo que cada uno gasta se ve drásticamente reducido y nos la pasamos hasta mejor porque hacemos lo que queremos en un ambiente tranquilo.

Cocinen juntos:

El año pasado solía tener un “cafecito semanal” con mis amigas, que luego se convirtió en cenita y cinecito semanal. Como podrás imaginar, el monto de las cuentas fue rápidamente creciendo, así que a finales del 2104 decidimos comenzar “plan ahorro” y vernos en una casa: de la que vive sola. Nos hemos juntado un par de veces, cocinado y comido juntas. No solo es más barato, también es divertido y de mucho compartir.

Finalmente, no dejés que vivir bajo un presupuesto restringido te impida tener algo de diversión. En definitiva se necesita balance pues no todo puede ser gasto, salidas y diversión. Sin embargo, si trabajás, también hay que disfrutar y con estos 4 tips podés reducir en gran medida el monto que destinás a este rubro.