Home > Deportes > ¿Cuándo el futbol se volvió ofensivo?

¿Cuándo el futbol se volvió ofensivo?

El futbol ha llegado a ser ofensivo para muchos, las redes demuestran que es un “problema a nivel global”. Prendés el televisor o el celular, sintonizás el partido o abrís el link del juego y lo único que deseás es ver a tu equipo ganar, y si no vas por ninguno, solo tenés ganas de ver futbol y disfrutarlo, pero, ¿qué está pasando últimamente?

El deporte se ha vuelto ofensivo en ciertos aspectos, tanto para la FIFA como para el aficionado. Para la FIFA celebrar un gol con pasión, alegría, baile, quitarte la camisola, dedicar un gol de manera especial con una camiseta debajo del uniforme, automáticamente es tarjeta amarilla y el anotador del gol, por el simple hecho de celebrar y levantar a todos de su asiento, juega resto del partido condicionado por el árbitro. Hemos llegado al punto que si alguien hace Twerk, se gana la amarilla por celebrar de manera “ofensiva” para el público. ¿En qué se ha convertido el futbol? ¿En un deporte de zombies o momias inertes de sentimientos y pasión donde hay reglas hasta para celebrar? Recordemos que el futbol es alegría, pasión y todo un conjunto de emociones.

Ofensivo se ha vuelto para el público que Neymar tire caños, lambretas, bicicletas, la chicotee, se frene y encare, prácticamente a la gente le resulta ofensivo que un jugador sea cínico para encarar, para cambiar de ritmo, y que encima de todo, aguante todo tipo de patadas y mañas para frenarle. Por favor! Si eso lo encontrás ofensivo creo que deberías empezar a seguir otro deporte. No nos dejemos influenciar por medios que lo único que quieren es ensañar a la gente, porque, Juan Román Riquelme tiraba caños y todos lo amaban, ahora es todo lo contrario.

Esto lo amaban;

 

Es ofensivo si celebras haciendo un Twerk y te ganas la amarilla, ¡Por favor! ¿En qué mundo vivimos?

 

 

Esto lo odian todos excepto los aficionados del Barca;

 

 

Esto ofende: Un público zombie con sus celulares que ya no alienta, no apoya no grita y no está enardecido por el juego. Triste.

image0041

Ofensivo es celebrar así:

image005